La venta de electrónicos y electrodomésticos comienza a repuntar

Según datos de la consultora GFK, notebooks, heladeras y televisores registraron las subas más relevantes impulsadas por la rebaja de precios y la reaparición de las cuotas.

Luego de un fallido “Precios Transparentes” y la contracción económica, la venta de electrónicos y electrodomésticos comienza a repuntar. De acuerdo a un estudio de GFK entre enero y mayo ha habido un aumento del 14,2%. Esta inicpiente mejora alcanza a casi todas las categorías, pero notebooks, heladeras y TV registraron las subas más relevante impulsadas por la rebaja de precios y la reaparición de las cuotas. Es importante aclarar que fabricantes, cadenas y marcas coinciden y avalan estos resultados.

Sin embargo, y más allá del crecimiento, que es tal, no se puede omitir que estos números surgen al comparar con un 2016 sumamente difícil para el sector, con consumo totalmente retraído. No obstante, la consultora GfK describe que entre enero y mayo de 2017 hubo un recupero general en volumen de ventas, con una suba de 6% en los precios. En este sentido, los televisores registraron un crecimiento en unidades del 15,5%, con una baja promedio de -6% en el precio. Las computadoras, por su parte, que crecieron en promedio el 5% entre PCs de escritorio y portátiles, cuestan 15% menos en promedio, según GfK.

Vinculado con este último punto, vale la pena mencionar el hecho de que las notebooks dieron un significativo salto del 50% con respecto a los primeros cinco meses del año anterior, debido a la eliminación del 35% a la importación de computadoras terminadas, medida que tuvo dos efectos: una fuerte baja en los precios de los equipos ensamblados en el país y el retorno al mercado de marcas multinacionales, como Hewlett-Packard, Lenovo y Dell.

Al respecto, Ana Carattino, de GfK, comentaba que los precios se redujeron 17%, pero aclaraba que los equipos a la venta “no son de última generación y en las góndolas aún hay existencia de productos ensamblados localmente sin liquidar. Todavía no hay un surtido real y es difícil que sigan bajando. El piso de precios se verá recién en julio. Hay mucho entusiasmo pero también mucha cautela ya que es una categoría que aún no alcanzó su techo”.

En el caso de los TVs el aumento de las ventas se da debido a dos condiciones adversas: Por un lado, la acumulación de stock en 2016 que obligó a la baja de precios para renovar inventarios por parte de las cadenas. Por otro,  por la base de la comparación, “que es muy mala”, planteaba Juan Ferlaino, de la consultora.

Por último, en lo que refiere a línea blanca, la recuperación es sostenida. Según GFK, las ventas en unidades aumentaron 11% y los precios, 13% -12% menos que la inflación-. Esta suba se da, en principio, al mayor surtido de marcas internacionales en el mercado tras la normalización parcial de las importaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *