Telegrab un malware en la mensajería instantanea de Telegram

Telegrab un malware de Telegram capaz de robar credenciales de navegadores y cookies

Los ví­deomensajes llegan a Telegram
Telegrab es como se ha bautizado a este malware que se detectó por primera vez el 4 de abril de 2018, y surgió una segunda variante el 10 de abril del presente año. Mientras que la primera versión solo robaba credenciales y cookies del navegador, junto con todos los archivos de texto que puedan encontrarse en el sistema, la segunda variante agregó la capacidad de recopilar la caché del cliente de escritorio y las claves de esta famosa aplicación de mensajería , así como otro tipo de información. El robo de este tipo de información podría acarrear en que se puedan secuestrar las sesiones de Telegram.

El radio de acción de este malware es principalmente víctimas de habla rusa y evita intencionadamente las direcciones IP relacionadas con cualquier servicio de anonimización de usuarios.

Como hemos dicho antes no explota ninguna vulnerabilidad si no que se aprovecha de que el cliente de escritorio de Telegram no soporta los “‘chats secretos” esto junto con una configuración por defecto de no cerrar la sesión automáticamente hace que este malware pueda secuestrar la sesión y por lo tanto las conversaciones. Su funcionamiento se basa en obtener todos los datos de la caché y comprimirlos para posteriormente enviarlo al servidor de control, si suponemos que el atacante no tiene la contraseña, no debería ser difícil para ellos crear un mecanismo de fuerza bruta que les permita obtener la contraseña para así poder descifrar los ficheros.

Esta campaña no es muy sofisticada pero si es tremendamente eficiente, no existe persistencia en la máquina por lo tanto el malware se ejecuta cuando la víctima lo ejecuta, pero no después de reiniciar. El malware se distribuye a través de varios ‘downloaders’ escritos en diferentes lenguajes (Go, Python, DotNet), estos ‘downloaders’ descargan un fichero con nombre“whiteproblem.exe”(entre otros por ejemplo: finder.exe, dpapi.exe, enotproject.exe).

Una vez se descarga el malware tiene dos posibles variantes: la primera ejecuta el finder.exe y la segunda se trata de un fichero ‘.rar’ autoextraible que contiene un ejecutable de python. El fichero “finder.exe” es el responsable de buscar en el disco duro las credenciales del navegador y las cookies de sesión para un usuario, también recoge todos los archivos de texto del sistema, este ejecutable también es el responsable de la exfiltración de la información recopilada.

Si comparamos esta amenaza con las de grandes grupos delictivos en Internet resulta ser insignificante, pero no nos engañemos, esto solo muestra como una amenaza pequeña puede pasar desapercibida y comprometer miles de credenciales.


 
Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *