La Organización de las Naciones Unidas deja expuestas por accidente contraseñas y documentos confidenciales

Una mala configuración de algunos servicios para gestión de proyectos como Trello, Jira y Google Docs ha dejado expuestos documentos internos, contraseñas y otra información confidencial sobre la organización y sus miembros.

 

Cualquiera con el enlace adecuado podría acceder a la información, que incluía las contraseñas de uno de los servidores de ficheros de la organización, las credenciales de un sistemas de video conferencia y de un servidor de desarrollo de una de las oficinas de Coordinación de Asuntos Humanitarios.

El investigador de seguridad Kushagra Pathak que ha descubierto el “leak” ha notificado sus hallazgos a la organización, que a lo largo de este mes ha ido eliminando todo el material.

Pathak descubrió muchos de estos recursos haciendo simples búsquedas en Google, que dieron como resultado tableros de Trello públicos que contenían a su vez otros enlaces a documentos de Google Docs y páginas de Jira.

A pesar de que los tableros de Trello y los documentos de Google son privados por defecto, Pathak ha sugerido a Trello añadir medidas adicionales para evitar que los usuarios publiquen sus tableros por error. A lo que el CEO de Trello ha respondido:

“Nos esforzamos por asegurarnos de que los tableros públicos se crean de manera intencionada, haciendo necesaria una confirmación previa del usuario y mostrando en la parte superior de los tableros la visibilidad del mismo”.

Los descubrimientos de Pathak ponen de manifiesto la falta de concienciación en materia de seguridad informática y los riesgos que una fuga de información de estas características supondría para grandes empresas y organizaciones.

Más información:
 
UNITED NATIONS ACCIDENTALLY EXPOSED PASSWORDS AND SENSITIVE INFORMATION TO THE WHOLE INTERNET:

Error de la API de Twitter expone mensajes privados de los usuarios

Un error en la API de Twitter expuso los mensajes directos de algunos usuarios a desarrolladores de aplicaciones de terceros no autorizados.

El error que ha dado pie a esta desprivatización de mensajes (si se puede llamar así) ha estado presente desde mayo de 2017 hasta el 10 de septiembre que se descubrió y parcheó.

“Si interactuaba con una cuenta o empresa en Twitter que dependía de un desarrollador que utilizaba la AAAPI para proporcionar sus servicios, es posible que el error haya provocado que algunas de estas interaccione se envíen involuntariamente a otro desarrollador registrado”, explica Twitter.

Como funciona el error:

La compañía no ha querido dar muchos datos al respecto, pero si ha aclarado que el error se encontraba en el funcionamiento de la AAAPI propia de la compañía.

En algunos casos, el error puede haber incluido el envío de ciertos mensajes directos o tweets protegidos a desarrolladores no autorizados”, advierten publicamente.

Cabe señalar que el error solo involucra los DM de los usuarios y las interacciones con las empresas que utilizan Twitter para servicios como atención al cliente.

¿Cuantos usuarios están afectados?

A pesar de que no han descubierto ninguna evidencia de que un desarrollador equivocado haya recibido mensajes privados o tweets protegidos, la compañía no puede confirmar que no haya sucedido. Por lo que, potencialmente pueden estar afectadas más de 3 millones de personas (menos del 1% de los usuarios de la red social).

¿Qué puedes hacer si eres uno de los afectados con los que Twitter ha contactado?

 
Esperar. Twitter asegura que ya han contactado con todos los desarrolladores que podrían haber recibidos datos “no deseados” para que, de ser así, los eliminen con la mayor brevedad. 


Esto no es más que una demostración más de que la seguridad no es una ciencia exacta y que nunca podemos asegurar estar 100% libre de peligro en Internet, por lo que debemos minimizar el riesgo al mínimo posible.


 
Tweet de la compañía al respecto:

Vulnerabilidades en plataforma de alquiler de bicicletas oBike

Se han descubierto varias vulnerabilidades en el sistema de bloqueo que utiliza la plataforma de alquiler de bicicletas oBike. Un atacante remoto podría eludir el mecanismo de bloqueo mediante ataques de repetición para reproducir textos cifrados en función de valores predecibles.

 

oBike es una plataforma de alquiler de bicicletas sin estaciones (se pueden recoger y entregar en cualquier ubicación donde esté permitido aparcar bicicletas o vehículos) originaria de Singapur, opera en más de 40 ciudades de Europa, Asia y Oceanía.

Desde la aplicación para smartphones, el cliente reserva una bicicleta que se encuentre ubicada cerca de su zona y mediante el escaneo de un código QR puede desbloquear y comenzar a utilizar la bicicleta gracias a un dispositivo IoT integrado en ella que actúa como sistema de bloqueo. En el momento en que la bicicleta es desbloqueada comienza el periodo de alquiler por el cual se facturará en tramos de 30 minutos.

Concretamente el protocolo de comunicación utilizado por oBike es el siguiente:

Protocolo de comunicación de la plataforma oBike

La app envía un mensaje de saludo [1] con las coordenadas GPS para desbloquear la bicicleta a través de Bluetooth (BLE o ‘Bluetooth Low Energy’) y recibe una cadena de 32 bits utilizada como desafío (‘keySource’) [2]. Esta cadena se envía a los servidores de oBike [3] donde se procesa y se devuelve a la app [4] un índice de clave ‘encKey’ y un texto cifrado de 128 bits en ‘keys’. Nuevamente a través de BLE, la app envía a la bicicleta el texto cifrado truncado a 96 bits y el índice de clave ‘encKey’ [5] y la bicicleta es desbloqueada emitiéndose una respuesta de confirmación [6] con los valores ‘macKey’ e ‘index’. Como último paso, la aplicación envía a los servidores de oBike estos dos valores en el mensaje ‘lockMessage’ [7] con el cual el alquiler de la bici queda registrado y se inicia el periodo de facturación.

Previamente, al analizar este protocolo, se descubrieron algunas vulnerabilidades que se exponen en el proyecto ‘Exploration of Weakness in Bike Sharing System’realizado por estudiantes de la ‘School of Computing (National University of Singapure)’en 2017-2018. Estas podrían permitir falsear la ubicación de las bicicletas, realizar una denegación de servicio al hacer que el servidor establezca que la bicicleta está defectuosa por lo que dejaría de aceptar intentos de desbloqueo, e incluso omitir la confirmación en el paso 7, con lo cual la bicicleta quedaría desbloqueada pero el alquiler no sería registrado y por tanto el cobro tampoco sería efectuado.

Un análisis más reciente realizado por Antoine Neuenschwander ha determinado que:

  • El campo ‘keySource’ (usado en el paso [2]) no es un valor aleatorio generados por el dispositivo IoT de bloqueo sino que representa la cantidad de milisegundos desde que se encendió el chip (lo cual corresponde a una ventana temporal de algo menos de 50 días: 2^32 milisegundos).
  • El texto cifrado de 128 bits ‘keys’, resultante de una operación criptográfica desconocida basada en los valores ‘keySource’ y ‘encKey’, probablemente utilice un cifrado AES-128.
  • ‘encKey’ selecciona la clave de encriptación de un conjunto de 64 índices distintos determinados por el servidor.

También se ha observado que si se fijan los valores ‘keySource’ ‘encKey’, el valor resultante de ‘keys’ es siempre igual. Esto permitiría realizar ataques de repetición para desbloquear la bicicleta, enumerando todos los valores posibles de ‘keySource’ y capturando los valores correspondientes ‘keys’ y ‘encKey’ siendo posible reproducir estos valores posteriormente y de forma offline, sin necesidad de conectar con el servidor. Además es posible limitar el número de valores a enumerar gracias a un comando BLE que provoca un reinicio del chip, con lo que el ataque se simplifica en gran medida.

Esta vulnerabilidad tiene asignado el identificador CVE-2018-16242.

Más información:
 
obike:
https://www.o.bike

CVE-2018-16242:
https://nvd.nist.gov/vuln/detail/CVE-2018-16242

Exploration of Weaknesses in Bike Sharing System:
http://isteps.comp.nus.edu.sg/event/11th-steps/module/CS3235/project/3

Reverse engineering of the oBike protocol communication (BLE and HTTP):

Newegg es la nueva víctima del grupo delictivo Magecart

Esta semana la empresa Voletix junto a RiskIQ han publicado una investigación que tiene como protagonistas al grupo de ciberdelincuentes Magecart. Esta vez la víctima ha sido la empresa minorista de ordenadores y productos electrónicos de consumo Newegg.

Magecart es un grupo de ciberdelicuentes especializado en el robo de credenciales de pago mediante el uso de “skimmers digitales”. Entre los ataques que se le han atribuido están el robo de credenciales de pago en TicketmasterBritish Airways y el caso reciente deNewegg.

Este ataque ha sido prácticamente igual que el publicado un par de semanas atrás y que afectaba a la aerolínea británica British Airways. De hecho, teniendo en cuenta la fecha de realización del ataque y no la de publicación, este ataque ha sido anterior.

En resumen, el proceso es el siguiente:

  1. Los atacantes logran acceder al servidor donde se hospeda el código que interpreta la web de la víctima, a través de cualquier vector.
  2. El atacante introduce un código Javascript fraudulento que, paralelamente al proceso de compra, envía los credenciales del usuario a un servidor controlado por los atacantes.
  3. El ataque persiste mientras el código no es detectado.

La detección puede llevarse a cabo bien por alguien externo, por la propia empresa afectada o bien por parte de las entidades bancarias. Estas últimas, debido a las denuncias de sus clientes que reclaman cargos no autorizados, alertan a la víctima.

Las entidades bancarias están más que acostumbradas a detectar patrones que identifiquen un ‘skimmer’ como foco del robo de información de credenciales bancarios. La cadena de hechos es sencilla: reciben quejas de sus usuarios por cargos no autorizados, buscan un patrón común entre ellos, y ya tienen la fuente, en este caso todos compraron previamente en Newegg.

Durante muchos años ha sido bastante común, y lo sigue siendo, la colocación de TPVsfraudulentos que roban las tarjetas que transaccionan con él. Estas nuevas técnicas solo tienen una diferencia: no existe ningún elemento hardware, en vez de ir a un TPV físico, los atacantes manipulan TPVs virtuales.

Pero volviendo al ataque, veamos que particularidades ha tenido este caso.

Lo primero que vamos a contar es el punto donde se ha introducido el código fraudulento, en este caso ha sido en el servidor secure.newegg.com.

Lo verdaderamente sorprendente esta vez ha sido como los atacantes han intentado disfrazar el ataque para permanecer el mayor tiempo en la sombra. Para ello el 13 de agosto los atacantes registraron el dominio neweggstats.com, un dominio que pretendía disfrazar las conexiones para parecer ser legítimo y al cuál enviaban la información robada. Además le compraron un certificado SSL para cifrar el tráfico y darle aún mayor sobriedad a la infraestructura fraudulenta.

Todo esto les permitió permanecer más de un mes sin levantar sospechas, con el siguiente código cargado en la url https://secure.newegg.com/GlobalShopping/CheckoutStep2.aspx

Cabe mencionar que en el caso de British Airways se usó el eslogan, con claros tintes ‘clikbaits’, de que tan solo 22 líneas de código habían sido necesarias para llevar a cabo el ataque. Este caso de Newegg es aún más ‘flagrante’ ya han sido únicamente 15 las líneas necesarias para el llevar a cabo el ataque. Así que podíamos apostar por un eslogan bastante más divertido, a mi manera de ver, que podría ser el siguiente: “Los Hackers que forman parten de Newegg han necesitado 7 lineas menos para perpetrar su ataque que en el caso de British Airways”, una tontuna enorme, ya no solo por el hecho de que el código es Javascript y hablamos de líneas, no de sentencias, sino, porque reducir este tipo de ataques a la orden que hace el envío de datos es evidenciar un completo desconocimiento sobre todo lo que conlleva ataques de este calado.

Ejecución de código remoto en Moodle

Se ha publicado un error en la plataforma educativa Moodle que podría permitir la ejecución remota de código

Moodle es una popular plataforma educativa de código abierto que permite a los educadores crear y gestionar tanto usuarios como cursos de modalidad e-learning. Además proporciona herramientas para la comunicación entre formadores y alumnos.

Existe un error al importar un cuestionario de tipo ‘arrastrar y soltar en el texto’ (ddwtos) en formato XML, debido a una falta de comprobación en una función ‘unserialize’. Esto podría causar una inyección de objetos PHP y conducir a una ejecución remota de código arbitrario.

Es necesario disponer de permisos para crear un cuestionario o importar preguntas para poder aprovechar esta vulnerabilidad. Aunque estos permisos los tienen los profesores, cabe destacar que es posible asignar el rol de ‘profesor’ un usuario ‘estudiante’ para un determinado curso, con lo cual estaría en posición de explotar este error.

Además, una plataforma Moodle también podría verse afectada de manera no intencionada si se importan cuestionarios o preguntas desde fuentes que no son de confianza.

Se propone la siguiente prueba de concepto que ejecuta el comando ‘whoami’ como demostración de la vulnerabilidad.

Prueba de concepto

Esta vulnerabilidad, identificada como CVE-2018-14630, ha sido descubierta por Johannes Moritz. Ha sido catalogada como seria por la propia plataforma y afecta a todas las versiones anteriores a las siguientes: 3.1.14, 3.3.8, 3.4.5, y 3.5.2, en las cuales se ha corregido.

Más información:
 
MSA-18-0017: Moodle XML import of ddwtos could lead to intentional remote code execution: