Newegg es la nueva víctima del grupo delictivo Magecart

Esta semana la empresa Voletix junto a RiskIQ han publicado una investigación que tiene como protagonistas al grupo de ciberdelincuentes Magecart. Esta vez la víctima ha sido la empresa minorista de ordenadores y productos electrónicos de consumo Newegg.

Magecart es un grupo de ciberdelicuentes especializado en el robo de credenciales de pago mediante el uso de “skimmers digitales”. Entre los ataques que se le han atribuido están el robo de credenciales de pago en TicketmasterBritish Airways y el caso reciente deNewegg.

Este ataque ha sido prácticamente igual que el publicado un par de semanas atrás y que afectaba a la aerolínea británica British Airways. De hecho, teniendo en cuenta la fecha de realización del ataque y no la de publicación, este ataque ha sido anterior.

En resumen, el proceso es el siguiente:

  1. Los atacantes logran acceder al servidor donde se hospeda el código que interpreta la web de la víctima, a través de cualquier vector.
  2. El atacante introduce un código Javascript fraudulento que, paralelamente al proceso de compra, envía los credenciales del usuario a un servidor controlado por los atacantes.
  3. El ataque persiste mientras el código no es detectado.

La detección puede llevarse a cabo bien por alguien externo, por la propia empresa afectada o bien por parte de las entidades bancarias. Estas últimas, debido a las denuncias de sus clientes que reclaman cargos no autorizados, alertan a la víctima.

Las entidades bancarias están más que acostumbradas a detectar patrones que identifiquen un ‘skimmer’ como foco del robo de información de credenciales bancarios. La cadena de hechos es sencilla: reciben quejas de sus usuarios por cargos no autorizados, buscan un patrón común entre ellos, y ya tienen la fuente, en este caso todos compraron previamente en Newegg.

Durante muchos años ha sido bastante común, y lo sigue siendo, la colocación de TPVsfraudulentos que roban las tarjetas que transaccionan con él. Estas nuevas técnicas solo tienen una diferencia: no existe ningún elemento hardware, en vez de ir a un TPV físico, los atacantes manipulan TPVs virtuales.

Pero volviendo al ataque, veamos que particularidades ha tenido este caso.

Lo primero que vamos a contar es el punto donde se ha introducido el código fraudulento, en este caso ha sido en el servidor secure.newegg.com.

Lo verdaderamente sorprendente esta vez ha sido como los atacantes han intentado disfrazar el ataque para permanecer el mayor tiempo en la sombra. Para ello el 13 de agosto los atacantes registraron el dominio neweggstats.com, un dominio que pretendía disfrazar las conexiones para parecer ser legítimo y al cuál enviaban la información robada. Además le compraron un certificado SSL para cifrar el tráfico y darle aún mayor sobriedad a la infraestructura fraudulenta.

Todo esto les permitió permanecer más de un mes sin levantar sospechas, con el siguiente código cargado en la url https://secure.newegg.com/GlobalShopping/CheckoutStep2.aspx

Cabe mencionar que en el caso de British Airways se usó el eslogan, con claros tintes ‘clikbaits’, de que tan solo 22 líneas de código habían sido necesarias para llevar a cabo el ataque. Este caso de Newegg es aún más ‘flagrante’ ya han sido únicamente 15 las líneas necesarias para el llevar a cabo el ataque. Así que podíamos apostar por un eslogan bastante más divertido, a mi manera de ver, que podría ser el siguiente: “Los Hackers que forman parten de Newegg han necesitado 7 lineas menos para perpetrar su ataque que en el caso de British Airways”, una tontuna enorme, ya no solo por el hecho de que el código es Javascript y hablamos de líneas, no de sentencias, sino, porque reducir este tipo de ataques a la orden que hace el envío de datos es evidenciar un completo desconocimiento sobre todo lo que conlleva ataques de este calado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *