Etiqueta: Apple

Exploit basado en CSS puede bloquear tus dispositivos Apple

Se ha revelado la PoC que únicamente contiene unas pocas líneas de código CSS y HTML.

Sabri Haddouche es el nombre del investigador que ha descubierto este fallo. La prueba de concepto liberada fue colgada en Twitter y en su Github. Más allá de un simple bloqueo, la página web, si se visita, provoca un pánico en el kernel del dispositivo y un reinicio completo del sistema. 

Explicación del fallo:

El exploit aprovecha una debilidad en el motor de renderizado de Apple Webkit, que es utilizado por todas las aplicaciones y navegadores de la conocia marca. Dado que Webkit no cargaba correctamente varios elementos como etiquetas <div> dentro de una propiedad del filtro CSS, el investigador creó una web que utiliza todos los recursos del dispositivo, provocando el apagado y reinicio del mismo. 

Prueba de concepto:

Todos los navegadores que corren sobre iOS son vulnerables a este ataque. Por otro lado, los usuarios de Windows y Linux no se ven afectados por esta vulnerabilidad.

De momento no hay parche disponible contra este fallo, pero se presupone que Apple está investigando el problema.

Más información:
 

Actualizaciones para múltiples productos Apple

Apple ha publicado 7 boletines de seguridad que solucionan vulnerabilidades en los productos iOS, macOS, watchOS, tvOS, Safari, e iTunes e iCloud para Windows. Entre todos los productos se corrigen 109 fallos de seguridad.

Los boletines publicados con las actualizaciones y problemas solucionados se resumen a continuación.

El boletín para el sistema operativo para dispositivos móviles de Apple (iPad, iPhone, iPod, etc.), iOS 11.4.1, resuelve 22 vulnerabilidades relacionadas con múltiples componentes, entre los que se incluyen ‘Wi-Fi’‘Emoji’, el kernel y‘WebKit’ entre otros. Uno de los fallos permitiría a una web maliciosa suplantar la URL mostrada para hacer creer a los usuarios que se encuentran en un sitio web legítimo (CVE-2018-4277, también presente en macOS, watchOS y tvOs).

macOS High Sierra 10.13.6 y los Security Update 2018-004 para Sierra y El Capitán. En este caso se solucionan 11 vulnerabilidades que afectan a múltiples componentes, que entre otros incluyen a ‘APFS’, ‘ATS’, ‘IOGraphics’, ‘CFNetwork’, ‘CoreCrypto’ y el kernelTres de estas vulnerabilidades podrían permitir elevar privilegios (CVE-2018-4280 y CVE-2018-4285) y/o ejecutar código arbitrario con privilegios de ‘kernel’ (CVE-2018-4268).

Safari 11.1.2 cuenta con otro boletín que soluciona 16 vulnerabilidades debidas, en su mayoría, a problemas en ‘WebKit’, el motor de código abierto que es la base de este navegador. También varios de los errores corregidos permitirían que una web maliciosa suplantase la URL mostrada al usuarios para hacerle creer que se encuentran en un sitio web legítimo(CVE-2018-4260, CVE-2018-4274 y CVE-2018-4279).

El boletín para el sistema operativo de los relojes inteligentes de Apple, watchOS 4.3.2, soluciona 14 vulnerabilidades entre las que también se encuentran algunas que podrían permitir la ejecución de código arbitrario(CVE-2018-4262, CVE-2018-4264, CVE-2018-4272 y CVE-2018-4284) y la elevación de privilegios (CVE-2018-4280).

tvOS, el sistema operativo de los televisores de la marca, se actualiza a la versión 11.4.1, donde se corrigen 18 vulnerabilidades en múltiples componentes. Ocho de ellas podrían permitir la ejecución remota de código (del CVE-2018-4261 al CVE-2018-4265, CVE-2018-4267, CVE-2018-4272, CVE-2018-4284) y otra elevar privilegios en el sistema (CVE-2018-4280).

Las versiones iTunes 12.8 e iCould 7.6 para Windows corrigen 14 vulnerabilidades cada una, algunas también de gravedad alta.
Todas estas versiones que corrigen los problemas de seguridad publicados en los boletines se encuentran disponibles en la página oficial de Apple, así como a través de los canales habituales de actualización.

Más información:
 
iOS 11.4.1:

https://support.apple.com/kb/HT208938

macOS High Sierra 10.13.6 y Security Update 2018-004 para Sierra y El Capitán:

Esto es código firmado por Apple… ¿o no?

Múltiples programas de terceros para macOS no hacen un uso correcto de la funcionalidad proporcionada por el sistema operativo para comprobar código firmado, y permite a atacantes hacer pasar cualquier código por código de Apple.

Pasa todos los días. El sistema operativo te permite usar cierta funcionalidad a través de una API (interfaz de programación de aplicaciones) para realizar una tarea… Pero la usas mal y la acabas liando. Lo cierto es que a veces no ayuda la documentación, ya que algunas escriben lo justo para que entiendas el ejemplo que viene incluido. Hay días que incluso te ves echando un vistazo rápido al código fuente de la librería (si es que es de código abierto), a ver cómo cierta función maneja un argumento en particular. Y es quealgo que parece tan sencillo como decir si un ejecutable está firmado por Apple o no se puede complicar…

Y en este caso se ha complicado. Múltiples programas de terceros, realizados por empresas con nombres tan sonados como FacebookGoogle o F-Secureno hacen un uso correcto de la API que proporciona macOS para comprobar código firmado. Básicamente permite que un atacante introduzca código no firmado en un ejecutable firmado, sin que suenen las alarmas y haciendo que se ejecute el código no firmado en lugar del firmado. ¿Cómo es posible esto?

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que macOS todavía permite ejecutar código no firmado (tiempo al tiempo), con lo que como mucho, lo que nos llevamos a día de hoy es una advertencia (y eso si lo ejecutas desde la interfaz gráfica y no desde consola). Por tanto, la ejecución puede darse igualmente. El problema viene cuando herramientas de seguridad (software antivirus, herramientas forenses…) utilizan la firma de los ejecutables para marcarlos como confiables y no procesarlos… Que si no realizas esta verificación exhaustivamente, se te puede colar uno que al ejecutarse, termine corriendo código no firmado.

Concretamente, para que esto pase debe crearse un ejecutable con ciertas características que no detallamos por no pasarnos de técnicos. Aunque sí detallamos las más importantes, siendo la que más que debe ser un ejecutable Fat (también llamado Universal), que es un contenedor de múltiples ejecutables. Este formato se pensó originalmente para contener el mismo código pero compilado para distintas arquitecturas (PowerPCi386, y x86_64).

Ejecutable Fat en el que se aprecian dos ejecutables de distintas arquitecturas. Extraído de okta.com.

Sabiendo esto, ya podemos empezar a entender cómo se construye este ejecutable malicioso. Lo primero es empaquetar en un ejecutable Fat un ejecutable original firmado por Apple junto con el ejecutable malicioso que pretendemos terminar ejecutando. Este último debe tener ciertas características por sí mismo y compartir alguna que otra con el ejecutable de Apple, pero no las detallamos por ser triviales de cumplir.

El problema está en que un ejecutable así construido pasa la verificación más sencilla proporcionada por la API del sistema operativo y usada por programas de terceros. Esto se debe a que exceptuando el primer ejecutable contenido, no se verifica la entidad certificadora raíz de los ejecutables. Esto permite que el segundo ejecutable sea autofirmado (cosa que se puede hacer sin problema), y el ejecutable Fat se siga considerando firmado por Apple en su totalidad.

Por último, y para que la parte responsable del sistema operativo de cargar los ejecutables en memoria no cargue el primer ejecutable (que es lo natural siempre y cuando la arquitectura sea compatible), se usa un pequeño truco: malformar a propósito la cabecera del primer ejecutable que indica la arquitectura, para que el cargador del sistema operativo vea un valor no válido y salte a ejecutar el segundo ejecutable malicioso.

Todas las empresas detrás de las herramientas afectadas conocidas lo han reconocido y corregido, y se ha asignado un CVE por cada herramienta.


Más información:

 
Creating Fat (Universal) Binaries on MacOS
https://community.perforce.com/s/article/1226